Una inspiración para las pequeñas

Alexia Putellas ya es historia del fútbol mundial. Galardonada con el Balón de Oro 2021 la jugadora catalana desea que «este premio sea un antes y un después» en el fútbol femenino español que, pese a los pasos dados, sigue sin ser considerado profesional.

Nacida en Mollet del Vallès hace 27 años, la capitana del FC Barcelona lideró a su equipo en la consecución del triplete con Champions, Liga y Copa y es ya también la primera española que inscribe su nombre en el Balón de Oro.

Un reconocimiento que podría no ser el único ya que su afán de superación es constante y seguro que peleará por seguir en lo más alto del fútbol mundial. Ella se mostró convencida de que «este no será el último Balón de Oro» del club blaugrana.

Mientras acapara los focos y portadas del fútbol mundial, Putellas debe pensar todavía en ese patio de colegio donde era la única niña a la que le gustaba jugar a fútbol. Ahí se inició, ahí peleó por su sueño y no se rindió hasta llegar a lo más alto. Comenzó su andadura en el Sabadell, de ahí se fue al Espanyol y después pasó al Levante donde recibió el golpe más duro; la muerte de su padre a quien dedicó el galardón. 

Pero ese duro golpe no la hizo desfallecer. Se refugió en el balón, que tantas alegrías ha terminado dándole. Llegó a un FC Barcelona que estaba en los albores y con él se encumbró a lo más alto, demostrando que los sueños de niña, si se pelean, se pueden cumplir.

No se entendería el profesionalismo sin jugadoras como Alexia Putellas Segura. Tocada por la varita de la maestría pero luchadora y guerrera  como pocas. Que siempre peleó por su sueño que ha ido desde el patio de su colegio hasta la gala de un Balón de Oro donde ya está inscrito su nombre.